h1

xx Técnicas y Equipo xx

En esta página se analizan diversos equipos de montaña y se abordan una serie de técnicas básicas para cualquier alpinista, escalador o simple montañero aficionado, tales como el uso del piolet y los crampones, o la orientación con una brújula.

Junto con la página dedicada a las Normas de Seguridad en la montaña, está página esta orientada a que analicéis y estudiéis metodologías que puedan sacaros de un apuro en la montaña.

Aunque, sin duda, el mejor método para no tener sustos es la prudencia y que realicéis algunos de los cursos que imparten las federaciones de montaña de vuestras comunidades autónomas.

¡Suerte!

~

ORIENTACIÓN

La posibilidad de perderse en el campo o la montaña debido a condiciones climáticas adversas o a un simple despiste, siempre está presente. Así que resulta imprescindible llevar una brújula encima y saber utilizarla. Por eso aquí disponeis de un pequeño tutorial para saber uno de estos pequeños instrumentos:

Cómo usar una brújula

Si no disponemos de una brújula, por la razón que sea, podemos utilizar el sol o la luna para orientarnos. Con este pequeño esquema os haréis una idea de lo que debeis hacer en este caso.

Orientacion

~

USO DEL GPS

Además de una buena brújula y un mapa a la antigua usanza, hoy en día casi se ha convertido en imprescindible el llevar un GPS a las expediciones de montaña.

No se trata de un sustituto de las técnicas tradicionales, anteriormente comentadas, pero si nos facilitará mucho el trabajo de orientación y seguramente nos sacará de un apuro si las condiciones meteorológicas empeoran la visibilidad del entorno.

Os recomendamos formaros bien en algún curso de orientación o del uso del GPS  en las distintas Federaciones de Montaña regionales, porque no es un trabajo fácil y el siguiente tutorial es tan solo una introducción.

~

EL PIOLET

El piolet es sin duda la herramienta por excelencia del montañero.

Nacida en el siglo XIX, esta especie de pico puede significar la diferencia entre una progresión difícil a través del hielo o la nieve, una caída incontrolada… o todo lo contrario.

Existen distintos tipos de piolets, con este pequeño manual queremos aleccionaros sobre cual debe ser vuestra mejor elección, según vuestra actividad, y como debe usarse correctamente.

El Piolet

Asímismo, en la página de Seguridad disponéis de un interesante vídeo sobre técnicas de autodetención que os recomendamos visionar.

ejemplopiolets

~

CRAMPONES

Los crampones son elementos metálicos adaptables a la suela de determinados tipos de botas de montaña, para posibilitar o mejorar la adherencia de ésta a superficies heladas o nevadas.

Si deseáis realizar un tipo de travesía que requiere atravesar nieve dura o hielo, necesitaréis sin lugar a dudas este material. Y aunque parezca sencillo de usar, es necesario practicar un poco el caminar con ellos puestos y, sobretodo, saber atarlos a las botas.

Para que podáis saber algo más de ellos y como elegirlos, a la hora de ir a comprarlos, os dejamos este pequeño manual:

Los Crampones

ejemplocrampones

~

CUERDAS

Las cuerdas de escalada o alpinismo son uno de los materiales fundamentales para todo montañero que pretenda hacer rutas de cierta dificultad.

Las cuerdas están diseñadas para proporcionarle soporte ante una caída o la simple seguridad de sentirse cómodo ante un paso complicado.

Existen numerosos tipos de cuerda diseñados para las distintas modalidades de “montañismo”, pero nunca olvidéis llevarlas si pretendéis realizar alta montaña (con nieve o sin ella). Y recordad que sin una buena técnica la cuerda puede llegar a resultar un estorbo, así que también os recomendamos realizar algún tipo de cursillo y practicar con ella.

Aquí disponéis de un pequeño tutorial donde resolveréis las dudas más comunes respecto a este equipamiento:

Cuerdas

~

NUDOS

La realización de nudos es una habilidad esencial para los escaladores, montañeros en general y muchos otros implicados en deportes extremos.

Estar correctamente atado y anclado es esencial para la seguridad del escalador y sus compañeros. Un nudo de escalada incorrectamente atado puede conducir a una caída desprotegida.
Por ello, algunos de los nudos que se utilizan de forma más común se encuentran en el siguiente documento. El repaso y practica de los mismos con un amigo experimentado te ayudarán a mantenerte entrenado para el caso de que un de ellos te sea necesario.
Nudos
~

ENCORDARSE

En escalada o alpinismo de alta montaña, una vez que estemos equipados con el material personal (casco, pies de gato o botas y arnés), lo primero que hay que hacer es encordarse, sobretodo si vamos a caminar por un glaciar, y es fundamental hacerlo bien.

Mientras te atas a la cuerda no te despistes ni te distraigas. Y es conveniente también revisar el nudo de tu compañero, por si acaso.

Para encordarnos usaremos un “Ocho” rematado con un “Nudo de pescador doble“. Este es el nudo típico y más seguro de los utilizados en montaña…

Si vamos con dos cuerdas (con un compañero delante y otro atrás, por ejemplo) haremos un nudo en cada cuerda.

Y sobretodo mucho cuidado con pasar la cuerda por el lado equivocado del arnés.

Para escalar, las distancias y técnicas podéis encontrarlas en un manual que os adjuntamos en una “entrada” que se encuentra más abajo. En alpinismo, por ejemplo en la progresión sobre un glaciar, la distancia entre dos montañeros debe ser la que permita cierta holgura a la cuerda, la justa como para casi roce el suelo en su curva.

Si uno de los dos cae, el otro deberá anclarse inmediatamente al suelo con su piolet. Es fundamental que ensayéis bien estas técnicas antes de utilizar una cuerda, porque si no puede estorbaros más que ayudaros…

Precisamente, para que conozcáis bien estos procedimientos y el cómo progresar en un glaciar, puede ser más que interesante que echéis un vistazo también a este documento.

Encordarse y progresar en un Glaciar

Aquí tenéis además un vídeo donde podéis observar bien como se realiza un encordamiento para glaciar:

~

CÓMO MONTAR UN TOP-ROPE O UN RÁPEL

Si ya has aprendido perfectamente a encordarte con el artículo anterior debes saber que, ya sea en escalada deportiva o clásica, montañismo o alpinismo, saber montar un rápel es algo fundamental para cualquiera que quiera progresar en montaña o no desee encontrarse en una situación de la cual no sabe salir.

Por ello creemos imprescindible realizar cualquiera de los cursos que en este sentido imparten cualquiera de las Federaciones de Montaña a las que tengáis acceso.

Mientras tanto, y aunque no sea sustitutiva, sirva como recordatorio para el que haga tiempo que no lo practique o para el novato que desee ir aprendiendo algo, aquí tenéis esta pequeña guía…

Cómo montar un Top-Rope o un Rápel

Os dejamos a continuación una imagen donde se ve perfectamente una técnica conocida como Rápel de Dulfer (Hans Dulfer fue un alpinista aleman de principios de Siglo XX y que perfeccionó esta técnica debido a la falta de material existente en la época para ejecutar esta maniobra).

Aunque se usó durante décadas, este es un rápel “de fortuna” y no recomendamos su uso salvo en casos de necesidad, por ejemplo: si estamos carentes de material. Pincha en la imagen para agrandar…

Dulfer_Escalada

~

LA MOCHILA

Si tienes pensado acercarte al monte, te vendrán bien estos consejos sobre como preparar tu mochila.
Es fundamental que la mochila no sea demasiado pesada. Se trata de cargar el menor peso posible para ahorrar energías. Unos gramos de más al inicio de la marcha pueden significar kilos extra cuando estás ascendiendo. Hay que intentar llevar lo realmente necesario, no meter cosas “por si acaso” así que antes de llenarla, haz una lista con lo que vas a meter.
Hay mochilas de diferentes tamaños y capacidades según la actividad que se vaya a realizar. Se miden en litros de capacidad. Tienes mochilas de expedición (55-65 litros) para salidas de 2 días o más,  mochilas de 35 l para salidas de un día y mochilas de ‘ataque’ para llevar el mínimo lastre a la cumbre.
Las mochilas de Alpinismo no tienen bolsillos laterales para no entorpecer el paso por zonas comprometidas. Sin embargo, en media montaña, las mochilas de trekking resultan muy cómodas al poder meter en los bolsillos laterales objetos varios. Hay también modelos concretos para mujer con ergonomía específica para su espalda y caderas.

Un truco es clasificar la mochila por secciones: la comida por un lado, la ropa por otro, etc. Meter las cosas en bolsas de plástico transparente es muy práctico: además de su función aislante, puedes ver lo que contienen de un vistazo, sin necesidad de abrirlas.

Hay que distribuir bien la carga para que no esté desequilibrada. Coloca debajo lo último que vayas a necesitar durante la marcha, como el saco de dormir. Pegado a la espalda lo que más pese, y en la seta superior lo que necesites más a mano y las cosas más pequeñas: frontal, mapas, navaja, gafas de sol…

Una vez tengamos la mochila preparada, cierra primero el saco y luego la “seta” superior. Despues cargad la mochila, dejándola antes un poco suelta, para después ir ajustando primero las cinchas de la región lumbar, de forma que queden bien ceñidas a la cintura y aliviemos el peso de los hombros. Después podremos ajustar las correas superiores y estaremos listos para nuestra travesía.

~

TERMINOLOGÍA

Para entender gran parte de la terminología que podéis encontrar en publicaciones, refugios, agencias o clubes, y de parte de algún alpinista experimentado, os facilitamos este pequeño diccionario (con los conceptos más habituales) que esperamos que os facilite la tarea y os introduzca en el maravilloso mundo de la montaña:

Terminología

~

CALCULO DE HORAS RESTANTES DE SOL

Si queremos saber cuanto tiempo nos queda de luz solar, para ponernos a refugio durante una travesía, por ejemplo, una forma simple es poniendo la mano entre el sol y el horizonte, con los dedos ligeramente separados, y ver cuantos dedos quedan entre el sol y el horizonte (puede que sean más que los de una mano, obviamente).

Aproximadamente, se puede decir que por cada dedo son 15 minutos de luz los que restan (o sea, hasta que el sol llegue al horizonte).

Horas de sol calculadas con la mano

En nuestro ejemplo, serían unos 45 minutos los que quedan para la puesta de sol.

Hay que tener en cuenta que el sol no baja “recto” hacia abajo, sino que describe una curva hacia el oeste (salvo, por supuesto, en los polos cuando no se pone). Por lo tanto, no va a bajar justo donde lo vemos ahora. Hay que ver si, donde más o menos va a terminar ocultándose, no hay una montaña, porque entonces las horas de luz pueden ser menos…

… O pueden ser más horas de luz si es que donde medimos con los dedos (abajo del sol, en el momento de la medición) es un terreno elevado, y donde se va a ocultar es más llano.

Por otra parte, existen algunas publicaciones que difieren un poco de lo comentado y señalan que el “sistema de medida” es el que indica el siguiente esquema. El resultado es aproximado, pero os recomendamos que hagáis vuestras propias pruebas en vivo para asegurar el método que más preciso os resulte.

~

CLIMATOLOGÍA

Siempre es más completo realizar un curso de alpinismo básico para adquirir estos conocimientos sobre el terreno… Pero como una primera toma de contacto es interesante que os vayáis familiarizando con estos términos y aprendiendo un poco a leer vuestro entorno…

Eso puede salvaros de un aprieto en más de una ocasión.

Por eso aquí disponéis de un par de tutoriales sobre los distintos tipos de nieve que podéis encontrar en una montaña, y de los distintos tipos de nubes que os pueden prevenir de un cambio de tiempo:

Tipos de nieve

Tipos de nubes

Y recordad: si no estáis seguros de vuestro camino o del cambio del clima, no arriesguéis. Es mejor asegurar, que lanzarse a una aventura de incierto final.

~

ENTRENAMIENTO Y ACLIMATACIÓN

Cada deportista tiene su propio régimen de entrenamiento. Y más si se dedica a la montaña…

Nosotros no pretendemos sustituir a un profesional deportivo o a un médico (es más: os recomendamos un seguimiento real si pretendéis alcanzar una buena forma física), sin embargo si que podemos aconsejaros sobre un método aceptable de entrenamiento a seguir…

Entrenamiento y Aclimatación

Eso si, no olvideis beber mucho líquido y acompañarlo con una dieta equilibrada.

Ruta Norte del Everest (ejemplo de campos de altura)

Ejemplos de campos de altura en el Everest

~

ENTRENAMIENTOS DE ALTURA

Para realizar una ascensión de una gran montaña, de 3.000 m. en adelante, siempre conviene realizar un entrenamiento previo en altura. Tened en cuenta que, por ejemplo, a más de 5.000 m. el oxigeno del ambiente se ha reducido en un 50% y lo que corremos en 5 minutos a nivel del mar es imposible de realizar en esas alturas.

Por eso, además de la guía proporcionada en el tutorial anterior, a continuación os planteamos un dodecálogo con una serie de normas o consejos desarrollado por el equipo técnico de Extremteam. Esperamos que os resulte útil, y que tengáis precaución al seguirlo:

  • Programar adecuadamente la estancia: ¿cómo?, ¿dónde?, ¿cuándo?
  • Realizar un trabajo de preparación previa y otro de readaptación posterior.
  • Es requisito imprescindible acudir a la altura en perfecto estado de salud.
  • Hay que respetar las fases de adaptación individualizando las cargas en función del deporte, el momento de la temporada y la experiencia previa.
  • Cuidar de manera especial la nutrición y la hidratación. Utilizar sobretodo bebidas isotónicas o sueros.
  • Programar específicamente la cualidad que se quiere trabajar.
  • Reforzar las medidas de recuperación.
  • Realizar algunos entrenamientos a las intensidades “reales”, bien con trabajos cortos y largas recuperaciones o con esporádicos desplazamientos a alturas inferiores.
  • Controlar cientificamente las intensidades de los entrenamientos y la asimilación de las cargas.
  • Realizar entrenamientos (como mínimo 3 o 4 semanas antes de la expedición) de caminatas o carreras en alturas de 1.800 a 2.500 metros. Siempre controlando los ritmos, sin llegar al agotamiento.
  • El simple hecho de caminar a buen ritmo en altura y respirar aire puro, ya es un excelente entrenamiento.
  • Tomarlo con calma y asesorarse por especialistas.

~

ESTIRAMIENTOS PREVIOS AL EJERCICIO

Es por todos sabido, desde nuestras clases de Educación Física en el colegio, que hay que hacer un buen estiramiento previo a cualquier ejercicio físico.

Sin embargo, no todo el mundo lo hace o, al menos, no todo el mundo lo hace correctamente. Y eso, en la montaña, puede resultar peligroso…

Con la siguiente tabla de ejercicios esperamos que lleguéis a tener claro como mejorar este aspecto de vuestro entrenamiento, para así prevenir lesiones de cualquier tipo mientras estáis en el monte.

~

CONTROL CARDIOVASCULAR

Una de las partes más importantes a tener en cuenta cuando entrenamos para preparar una ascensión, o cualquier tipo de actividad deportiva, es la del gasto y distribución de la energía.

En actividades de resistencia, como son los deportes de montaña, debemos prestar atención a muchas cosas como la alimentación, la preparación física de músculos con fibras de contracción lenta o al gasto energético aeróbico. Este último apartado es el objetivo de este artículo, ya que en esfuerzos de larga duración es vital el estar atentos al consumo aeróbico antes que al anaeróbico, debido a que el oxigeno será nuestra principal fuente de energía durante mucho rato.

Para realizar un mejor uso de nuestro cuerpo y distribuir más oxigeno con menos esfuerzos, es importante realizar un entrenamiento aeróbico previo en el que reduciremos en una pulsación por minuto (ppm) por cada 10 días de ejercicio nuestro ritmo cardíaco. Al mismo tiempo, sin embargo, la transmisión de oxigeno en sangre aumentará y la capacidad pulmonar se verá reforzada.

El ritmo cardíaco en reposo de una persona adulta normal oscila entre los 60-80 ppm. Una persona entrenada puede reducir este estado a unos mínimos de 40-50 ppm. Pero el mayor problema radica, no obstante, en los máximos… por las posibles taquicardias y excesos de pulsaciones sin buen rendimiento; así que debemos calcular cual es la frecuencia máxima que podemos alcanzar sin llegar al peligro de entrar en shock. Y lo haremos mediante esta simple fórmula:

Freq. max. = 220 ppm – edad

El ritmo más adecuado que debemos conseguir para nuestro organismo en esfuerzo debe estar entre un 60-70% de este dato máximo. Así que, para calcularlo lo que debemos hacer es ahora:

Freq. óptima = Freq. máx · 0,65 (de media)

Hay factores que pueden variar todos estos resultados como el sexo, el peso o la forma física actual que tengamos; pero este resultado nos dará una idea aproximada que habremos de vigilar bien al realizar nuestros entrenamientos, intentando no sobrepasar ese umbral.

Y, por supuesto, ante todo: consultad a un médico antes de controlaros por vuestra cuenta.

~

CONTROL DEL PESO

Sin llegar a obsesionarnos, el control del peso es fundamental a la hora de hacer deporte. Pero ojo, para ir a la montaña, siempre es mejor llegar con un par de kilos de más que de menos, puesto que nuestro consumo de energía (anaeróbica) hará que lo perdamos rápidamente; y vamos a tener que contar con algunas reservas para aguantar el ritmo.

Consultad el artículo de cocina de montaña de la página de Seguridad.

Existen muchas calculadoras de peso ideal e Índice de Masa Corporal (IMC) en Internet, pero podremos hacerlo de forma sencilla siguiendo esta simple fórmula:
El resultado podremos evaluarlo siguiendo esta tabla:

        ÍNDICE DE MASA CORPORAL                            CATEGORÍA                      

               por debajo de 18.5                   ·        por debajo de peso saludable

                   18.5 a 24.9                          ·                        saludable

                    25.0  29.9                           ·                       sobrepeso

                   30.0 a 39.9                          ·                          obeso

                   más de 40                           ·                   obesidad mórbida


El peso ideal, por contra, irá más en función de la edad, la constitución física, el metabolismo de cada cual, el sexo… y aunque es recomendable una dieta a base de proteínas y glúcidos a la hora de afrontar una expedición, lo más recomendable de todo es consultar siempre a un endocrino y a un especialista en deportes de montaña para llevar un entrenamiento y dieta óptimos.

Nunca hagáis caso a este respecto a foros, el boca a boca o a dietas milagrosas de libro. Siempre consultad con el médico.

~

MANUAL DE ESCALADA

El siguiente documento resulta ser un manual de escalada para uso interno del ejercito español. Esta remaquetado para eliminar unos pocos documentos irrelevantes para un civil, pero aún así conserva el resto de sus más de doscientas páginas:

Manual de Escalada

Aunque se trata de un manual de cierta antigüedad, y con apreciaciones discutibles según el lector que practique esta actividad hoy en día, no deja de ser un magnífico compendio de técnicas, consejos y recursos para todo aquel que decida lanzarse a la escalada de una pared o una montaña.

Copyright y todos los derechos reservados a la
Dirección de Servicios Técnicos del Ejército, sus servicios Geográficos
y la Administración correspondiente del Estado.

~

SISTEMA M.I.D.E.

Habitualmente, para calcular la dificultad de un itinerario, la mayoría de las guías utilizan el Sistema MIDE, diseñado por la empresa PRAMES.
Este sistema se muestra clasificando los itinerarios en una secuencia de cinco números, según la severidad del medio, la dificultad de desplazamiento y el esfuerzo necesario. Aunque estas valoraciones siempre pueden considerarse bastante subjetivas, dependiendo del deportista, este método está recomendado por la Federación Española de Deportes de Montaña y Escalada y su uso es libre.

Si queréis más información al respecto, podéis visitar: www.euromide.info

~

CÁLCULO DE TIEMPOS AL PLANIFICAR UNA RUTA

A la hora de planificar una ruta, una de las cosas que más debemos tener en cuenta es el tiempo que vamos a tardar en recorrerla, para poder localizar puntos de descanso, posibles vivacs, rutas de escape… etc.

Sin embargo, es bastante difícil estimarlo debido a la gran cantidad de imprevistos que se pueden presentar: accidentes topográficos no apreciables en el plano, condición física, peso de la mochila, climatología… etc.

Por estas causas, quizás el dato más importante a tener en cuenta es nuestra experiencia personal sobre el terreno.

Aplicando esta máxima y aplicando las siguientes reglas, podremos hacernos una idea aproximada de en cuanto tiempo podemos realizar nuestra ruta prevista (siempre de forma estimada).

Planificación de tiempo para rutas

Esperamos que os resulte útil.

~

EL SUPERNUDO

Mats Lindholm, de la casa Bestard, nos enseña un sencillo nudo para nuestras botas de montaña que evita el deslizamiento de los cordones, olvidándonos de tener que revisar la lazada durante toda la actividad.

Puede parecer una tontería, pero si lo usáis correctamente, veréis que útil os resultará a lo largo de toda una actividad…

Fuente: Revista Oxigeno

~

ENCORDAMIENTO Y RESCATE

Desde los tiempos de la “Edad de Oro del Alpinismo” se han ido desarrollando y perfeccionando una serie de técnicas de cuerda que lograron, y aún hoy lo hacen, salvar vidas a la hora de atravesar un glaciar o recorrer una cresta de roca. Los guías siguen utilizando estas técnicas, pero nosotros como deportistas también deberíamos conocerlas para salvar nuestra integridad o la de nuestro compañero en un momento crítico.

Para ello la FEDME, en su programa de “cápsulas formativas”, ha lanzado estos vídeos en donde se explica muy bien lo que debemos hacer. Por supuesto, aunque estos vídeos no sustituyen a un buen curso, es interesante observarlos y asimilarlos con detenimiento.

Encordamiento

Rescate en glaciar

Fuente: FEDME

~

Nuestro agradecimiento por parte de la información a

FEDME, Fende-Testas e ItalianTrek.

~

Compártelo en Facebook

~

Siempre es más completo realizar un curso de alpinismo básico para adquirir estos conocimientos sobre el terreno. Pero como una primera toma de contacto es interesante que os vayais familiarizando con estos términos y aprendiendo un poco a leer vuestro entorno…Eso puede salvaros de un aprieto en más de una ocasión.Y recordad, si no estáis seguros de vuestro camino o del cambio del tiempo, no arrieguéis. Es mejor asegurar y que lanzarse a una aventura de incierto final.
Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: